COVAP, símbolo de experiencia y de garantía de calidad

Tradición
Porque somos una cooperativa de ganaderos que, generación tras generación, ha mantenido un compromiso con la autenticidad.
Nuestros ganaderos llevan más de cuatro generaciones criando los mejores cerdos ibéricos de Bellota, lo que nos ha convertido en símbolo de tradición y calidad.
Dos valores que podemos garantizar en todo el proceso, gracias a nuestro ciclo cerrado de producción, desde la crianza de nuestros cerdos de Raza 100% ibérica a la elaboración artesanal y tradicional de todos nuestros productos.

Una historia marcada por sus protagonistas:
La dehesa y los ganaderos.

La historia de nuestra cooperativa está escrita por todas las personas que, desde los comienzos hasta nuestros días, han ido haciendo posible lo que somos hoy. Y por supuesto, por ese entorno único de dehesas que la vio nacer y que ha formado parte de su vida desde su origen. Ellos son, dehesa y ganaderos, los grandes protagonistas de una historia de vocación, tradición y amor por una tierra de dehesas.

nuestra historia

  • Nacimiento

    En 1959 nace la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches. Y varios años después, comienza nuestra actividad de cerdo Ibérico.

  • Cooperativa

    Guiados por un espíritu de cooperación sin precedentes, las pequeñas granjas de cerdo ibérico de la zona se unieron a una iniciativa común: nuestra Cooperativa.

  • Objetivo

    Su objetivo era obtener la capacidad para transformar y comercializar sus propios productos ibéricos, con el valor añadido de la tierra que los genera.

  • Tradición

    Familias ganaderas que mantuvieron su buen saber hacer hasta hoy, pasando de padres a hijos año tras año.

  • Construcción

    En 1986 construimos nuestro matadero, la sala de despiece y nuestras bodegas naturales y secaderos de curación donde continuamos con nuestro legado.

  • Calidad

    Y gracias a la mejora en los procesos de calidad desde el origen, los Ibéricos COVAP hoy son sinónimo de calidad y tradición.

  • Autenticidad

    Y se encuentran en los más selectos puntos de venta y restauración de todo el mundo, manteniendo la tradición y la misma autenticidad de siempre.

Nuestras dehesas

La tierra que vio nacer a nuestra Cooperativa es mucho más que un entorno: es un legado natural de encinas milenarias, de dehesas verdes y arboladas, cuyo fruto lleva alimentando a nuestros cerdos Ibéricos desde siempre, dando origen a unos productos únicos en el mundo.

Unos Ibéricos que se definen y caracterizan por proceder de ese lugar y esa valiosa forma de alimentación que hoy seguimos manteniendo como uno de los verdaderos protagonistas de su inmenso valor.

Nuestros ganaderos

Somos una cooperativa de ganaderos que, generación tras generación, han mantenido un compromiso con la autenticidad. Una gran familia que comparte una historia que comenzó hace casi 60 años, cuando los primeros ganaderos de unas pequeñas granjas de cerdo ibérico de la zona se unieron a una iniciativa común, guiados por un espíritu de cooperación sin precedentes, y dando lugar a una unión que desde entonces no ha parado de crecer.

Conoce a nuestros ganaderos
Gracias a la cooperación, dedicación y esmero de todos y cada uno de nuestros socios, hoy hemos llegado muy lejos tras más de 50 años elaborando productos ibéricos, lo que nos ha convertido en símbolo de tradición y calidad.