Fuente de salud

Calidad y composición

La calidad de nuestros Ibéricos y su especial composición, los convierten en un alimento altamente recomendable para nuestra salud y bienestar. Un estandarte de la saludable dieta mediterránea.

La clave reside en la alimentación de nuestros cerdos Ibéricos durante la montanera, a base de bellotas y pasto naturales de la dehesa, que es responsable de la calidad final de su carne, con elevados niveles de ácidos grasos beneficiosos para nuestro organismo y numerosos factores antioxidantes provenientes de la hierba, lo que la hace un complemento proteico muy saludable.

Todo un privilegio para nuestra salud… Y para el paladar.

Beneficios

Reduce el colesterol y los triglicéridos

El jamón ibérico facilita al organismo la producción de HDL (colesterol bueno) en el organismo, y reduce el LDL (colesterol malo). Dietas ricas en ácidos grasos poliinsaturados reducen los niveles de LDL–colesterol en sangre.

En estudios clínicos en los que el jamón ibérico ha sido incluido en la dieta de personas mayores se han encontrado descensos significativos de colesterol total en plasma, triglicéridos y LDL colesterol.

Garcia Rebollo et al. (1998)
Dep. de Fisiologia. Fac. de Medicina. Universidad de Extremadura

Rico en sustacias antioxidantes

Estudios científicos han concluido que el consumo de jamón ibérico de bellota incrementa la concentración de sustancias antioxidantes.

Éstas sustancias proceden del pasto natural del que se alimentan los cerdos durante la montanera y que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Mayoral et al., 2003
Universidad de Salamanca

Fuente de proteína

El jamón ibérico es una excelente fuente de proteínas dado que contiene aminoácidos esenciales muy importantes en dietas hipocalóricas o de baja calidad nutricional.

Es muy recomendable para determinados grupos de población con necesidades específicas como niños, enfermos y ancianos. La presencia de proteína animal en la dieta favorece la absorción de minerales como el hierro.

Reig & Toldrá, 1998
Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos IATA CSIC (Valencia)

Fuente de minerales

El jamón ibérico es una buena fuente de hierro y zinc, tiene concentraciones considerables de fósforo y potasio, y cantidades significativas de otros elementos minerales como magnesio y selenio favorables para procesos de antienvejecimiento.

F. Jiménez-Colmenero, J. Ventanas, F. Toldrá 2010

Gran fuente de vitaminas

El jamón ibérico es una excelente fuente de vitaminas del complejo: B1 (tiamina) relacionada con el control del apetito y el buen funcionamiento del sistema nervioso, B2 (niacina), B6 y B12.

Higgs, 2000
P.O. Box 6057, Greens Norton, Towcester, Northamptonshire, NN12 8GG, UK

Presencia de péptidos bioactivos

Resultado de las reacciones de maduración encontramos péptidos bioactivos (antihipertensivos y antioxidantes) que mejoran la respuesta inmunitaria o tienen efectos saciantes tras su consumo.

Sentandreu et al., 2003, Ventanas, 2006
Sentandreu, Aristoy, and Toldrá Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (CSIC)
Universidad de Extremadura

Recomendado para dietas hipocalóricas

100g de jamón ibérico de bellota aportan en torno a 335 kilocalorías, por lo que una ración de unos 30 gramos aportaría unas 100 kilocalorías.

Organización Mundial de la Salud, 2003

Alimento cardiosaludable

El jamón 100% ibérico ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) en sangre y favorece la formación del colesterol bueno (HDL).

Mattson & Grundy, 1985

Según normativa comunitaria, el jamón 100% ibérico puede considerarse una fuente natural de minerales (hierro, zinc, fósforo, selenio), vitaminas (tiamina, riboflavina, niacina y vitaminas B6 y B12), dado que contiene cantidades significativas (>15% de la ingesta diaria recomendada en 100 g) de tales micronutrientes.

Directiva 90/496/EEC, 2008